jueves 22 de junio de 2017

Rector de la UCSH, Jorge Baeza: “El ingreso al SUA nos ha dado la posibilidad de participar en una plataforma de selección pública, que nos ayuda a crecer aún más en asegurar una selección equitativa e imparcial”

El Rector de la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH), Jorge Baeza Correa, Sociólogo y Doctor en Educación (*), sostiene que la incorporación de la UCSH al Sistema Único de Admisión del CRUCH -en abril de 2016, para el Proceso de Admisión 2017- contribuyó al posicionamiento de la institución, les situó en un escenario distinto ante la opinión pública y también les permitió una mayor visibilidad como opción de postulación en medio de la oferta de las otras universidades que estaban adscritas con anterioridad.

¿Qué ha significado para la UCSH su incorporación al SUA?

Para la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH) el 2016 se inició con la alegría del beneficio de la Gratuidad para un 73,3% de los estudiantes matriculados en primer año, pero ésta no fue la única buena noticia, ya que ese año también fuimos aceptados por unanimidad en el Sistema Único de Admisión (SUA). Para toda la comunidad, estas dos buenas noticias fueron leídas como un reconocimiento a la calidad de nuestro trabajo, expresada en una buena acreditación, tanto institucional como de carreras; en su gestión trasparente y sin fines de lucro y su alto nivel de compromiso público, que se manifiesta en su trabajo por la equidad en la educación superior, la inclusión y la promoción de los derechos humanos.

Todos esperábamos que el ingreso al Sistema Único de Admisión fuera bueno, aunque quizás con una pequeña baja en las postulaciones; pero los datos nos indicaron lo contrario, recibimos un total de 14.360 postulaciones, de las cuales 8.964 cumplían los requisitos establecidos por la Universidad y nuestra matrícula estaba fijada en 1.255 vacantes, lo que nos significó 7 postulantes por cada cupo.

Somos una universidad que desde su inicio ha tenido una vocación de inclusión y nos preocupaba que el ingreso al SUA nos llevara a una cierta renuncia en ello. Que nos adentráramos en un sistema más selectivo que inclusivo. Todos sabemos que en la PSU los mayores puntajes están asociados a los estudiantes de familias de ingresos más altos y que en los puntajes más bajos se concentran los estudiantes de sectores más pobres.

Esto nos exigió un cuidadoso estudio de la distribución de los porcentajes de admisión, donde aplicamos toda nuestra experiencia de años con jóvenes talentosos para la vida universitaria, pero sin altos logros en las pruebas de selección universitaria, dada su involuntaria formación escolar deficiente. En ello la consideración del ranking de notas, el reconocimiento de nuestro propedéutico y la posibilidad de ingreso directo de los estudiantes egresados del PACE, nos permitieron mantenernos en nuestros principios.

El Puntaje ranking de notas promedio en la Universidad se ubicó en los 627 puntos. El 67,7% de nuestros estudiantes nuevos lo hacen con gratuidad y el 4,6% proviene del programa PACE, mientras que el 2,34% ingresó por la vía del programa Propedéutico UCSH. El 69% de los estudiantes que ingresaron por la vía regular y PACE no superan el ingreso familiar bruto de $ 456.000. A su vez, concordante con los demás datos, el 96% de los estudiantes nuevos que ingresó por la vía regular y PACE proviene de colegios municipales y particular subvencionados de sectores populares.

¿Qué ventajas han observado?

La incorporación de la UCSH en el SUA sin duda contribuyó al posicionamiento de la institución, colocándonos en un escenario distinto ante la opinión pública y también nos visibilizó como posibilidad de postulación en medio de la oferta de las otras universidades que estaban adscritas con anterioridad.

Si bien la UCSH había tenido siempre un sistema de admisión propio, eficiente y trasparente, el ingreso al SUA nos ha dado la posibilidad de participar en una plataforma de selección pública, que nos ayuda a crecer aún más en asegurar una selección equitativa e imparcial de los postulantes. Pero además, el ingreso al SUA nos ha instalado en una realidad de mayor visibilidad (tal como lo indican los datos anteriores) y ello implica un desafío también mayor.

En nuestra Universidad, siempre hemos leído la exigencia de ser consecuentes con nuestra identidad como algo positivo. Hemos comunicado un mensaje a la sociedad y debemos ser coherentes con ello. Por lo tanto esta mayor visibilidad, nos exige ser consecuentes con nuestros principios y cumplir las expectativas que se generan en los jóvenes que nos escogen. Estamos convencidos que la equidad en el mundo universitario ya no es un tema de cobertura, sino un tema de pertinencia. Ya no basta abrir la puerta para que lleguen aquellos que son de primera generación en el mundo universitario, sino cómo nos preparamos y atendemos adecuadamente, con nuestros currículums y didácticas, para que logren una formación de calidad y se titulen en un número y tiempo razonable.

¿Cómo ha impactado en sus procesos internos?

El ingreso al SUA nos ha impactado en diversos ámbitos y niveles. Desde luego se requiere de mayor precisión respecto a la oferta de vacantes, pero a su vez todo ello en un menor tiempo, ya que debe responderse a un calendario exigente y externo. Por otro lado, se ha necesitado ser muy riguroso en el cumplimiento de los reglamentos que regulan la admisión de estudiantes y por último, son muchos los aspectos en que se ha requerido de una organización distinta y más coordinada entre unidades diferentes. El trabajo en equipo entre la Dirección de Admisión, Comisión de Admisión y las Facultades – Escuelas, es exigente para cumplir con los plazos establecidos por el SUA en la entrega de la oferta académica y también en el desarrollo del proceso de admisión. El trabajo en conjunto, además, entre la Dirección de Admisión, Dirección de Recursos Físicos, Dirección de Recursos Tecnológicos, Dirección de Finanzas (Unidad de Matrícula y Unidad de Gestión de Becas) y la Dirección de Atención al Estudiante resulta muy arduo para recibir a los postulantes y matricularlos en el corto tiempo que dura el período de admisión.

(*) En la gestión de la entrevista cabe destacar el apoyo y colaboración de la Jefa de Marketing y Promoción Universitaria de la UCSH, Priscilla Fernández Pizarro y la Periodista de la Dirección de Comunicaciones de la misma institución, Daniela González Valenzuela.